03 Feb 2017   /   0 comments

Consejos para salir de compras sin exceder tu presupuesto

Paul

Las grandes superficies y las marcas de comida entienden a la perfección los mecanismos de compras que nos impulsan a escoger uno u otro producto. Además del posicionamiento y el embalaje, las tiendas están repletas de trampas psicológicas y –aparentemente- atractivas ofertas. Si bien todo ello redunda en una experiencia de compra gratificante y positiva, puede tener un efecto devastador en nuestros bolsillos. Si tu objetivo es gastar menos, o incluso ahorrar, en tu compra diaria, ten siempre en cuenta los siguientes consejos para hacer compras sin exceder tu presupuesto la próxima vez que salgas de tiendas:

Planificar es ahorrar; prepara tu menú de la semana con anticipación

Empecemos por el punto más obvio. Antes de coger tu cesta y salir de compras, elabora un menú con las comidas de la semana. De esta manera, ahorrarás compras impulsivas de alimentos más caros y ahorrarás el tener que tirar los sobrantes. Además, es una buena idea elaborar tu menú en función de las ofertas de la semana de tu tienda habitual, que puedes consultar vía internet o en los catálogos publicitarios que te envían por correo.

Evita comprar los productos que estén a la altura de tus ojos

Cuando paseas por los pasillos de un supermercado ¿En qué zona concentras tu mirada? Si tu respuesta es directamente al frente y a la altura de tus ojos, estás haciendo lo que hace la mayor parte de compradores. Los fabricantes de comida lo saben y por ello pagan un importe más elevado por conseguir ese posicionamiento en concreto. Como resultado, el precio de los productos situados a ese nivel aumenta, y disminuye tu presupuesto para la compra. La próxima vez que visites el supermercado, asegúrate de mirar hacia otras zonas y encontrar productos similares a un mejor precio.

Lleva siempre contigo una calculadora

Si realmente quieres ceñirte a un presupuesto estricto y ahorrar algunos euros en tu lista de la compra diaria o semanal, la calculadora es tu mejor amiga. Añade a tu cesta de la compra únicamente lo que tengas en tu lista y calcula el importe final que deberás abonar. Antes de salir de compras, calcula tu presupuesto máximo y asegúrate de que te ciñes al mismo, a la vez que compras todo lo necesario para la semana. Además, ahora todos los teléfonos móviles incorporan la función de calculadora, así que ¡más fácil, imposible!

La eterna batalla: marcas genéricas vs marcas blancas

En general, las marcas genéricas suelen ser bastante más caras debido a la gran inversión que realizan en publicidad y marketing. Pero debes saber que las marcas blancas son de calidad exactamente igual y que, incluso en ocasiones,  son el mismo producto con diferente embalaje. Así pues, fíjate en las marcas blancas y busca en internet a qué marca genérica corresponde cada una antes de tu siguiente salida al supermercado.

Productos de temporada: en cada época del año, compra los productos que corresponde

Comprar productos de temporada es la opción más adecuada para ahorrar en tus compras. Compra en cantidades abundantes y congela los sobrantes, para utilizarlos en un futuro cuando estén fuera de temporada y su precio haya aumentado. Consulta en internet los productos más comunes de cada época del año.

El laberinto del supermercado: Evita los productos al inicio y final de cada hilera

Como hemos mencionado anteriormente, el emplazamiento de los productos puede encarecer su precio. Además de todos aquellos productos colocados a la altura de los ojos, los que están situados al inicio y final de cada fila son más visibles que los que quedan en la parte interior. Cada vez que pases por una nueva fila de productos, evita caer en la tentación y cíñete de nuevo a la lista de la compra que has elaborado en casa.

Cómo ahorrar a la hora de comprar la carne y el pescado

Comprando grandes piezas de carne y/o pescado, lograrás ahorrar a medio plazo. Un dato como ejemplo: las piezas fileteadas como el lomo de cerdo o el pollo pueden llegar a costar por kilo tres veces más que el mismo producto comprado de una sola pieza. La próxima vez que visites la carnicería o la pescadería, compra un trozo grande y pídele al dependiente que le corte. Evita comprar carne que tenga piel y huesos, ya que te la cobrarán al peso y acabarás tirando a la basura los sobrantes.

¿Utilizas un producto regularmente? Aprovecha sus ofertas

Seguro que utilizas de manera regular toda una serie de productos, como pasta, legumbres, champú, hojas de afeitar, etc. Aprovecha el momento en que alguno de ellos esté de oferta y compra para el resto del año. Este consejo es especialmente válido para productos con fecha de caducidad a largo plazo.

Evita las compras impulsivas

A la hora de hacer cola para pagar en el cajero, seguro que te apetecen esas patatas fritas o caramelos expuestos al lado de la caja. Pero no has entrado a la tienda buscando caramelos ¿verdad?

Cocina tú mismo, no compres comida precocinada

No pagues por comida de baja calidad que ya está precocinada. A la hora de comprar fruta, compra un melón entero en vez de sólo una porción cortada y envasada. Evita comprar vegetales en la sección de congelados, y hazlo en temporada comprándolos frescos y congelando tú mismo los excedentes.

How Much Cash Can i Get?

© TFC Title Loans
All Rights Reserved

Follow Us

Lenders Law Licence Number by DBO 6038192