09 Feb 2017   /   0 comments

¡ Convierte tu vehículo en dinero!

Paul

!Convierte tu vehículo en dinero hoy! Existe un tipo de préstamo especialmente diseñado para todas aquellas personas cuya calificación crediticia presenta irregularidades y –consecuentemente- no pueden solicitar un préstamo personal en una entidad bancaria. Son los conocidos como Préstamos de Título de Auto o Préstamos de Título de Vehículos y son operaciones totalmente legales, dado que se tratan de préstamos con una garantía mobiliaria (una fórmula muy similar a las hipotecas para la vivienda)

Es una fórmula de financiación relativamente nueva y que puede tramitarse a través de empresas especializadas. El proceso, habitualmente, es relativamente rápido y sencillo y el usuario puede obtener un préstamo por la cantidad deseada utilizando uno o varios vehículos de su propiedad como garantía. Exceptuando por las cantidades, mucho más bajas en los Préstamos de Título de Vehículos, se trata de una combinación de empeño de bienes y de préstamo hipotecario, ya que es un intercambio de dinero en efectivo por un bien.

Requisitos para obtener un préstamo a cambio de tu vehículo

Las entidades que ofrecen préstamos con garantía sobre un vehículo requieren una serie de formalidades antes de aceptarlo como depósito. Habitualmente, los requerimientos suelen ser:

Antigüedad del automóvil: Es un parámetro que puede variar en diferentes entidades, pero suele oscilar entre los cinco y los diez años de antigüedad del vehículo. En casos excepcionales tales como coches de alta gama, clásicos y antigüedades, dicho plazo puede aumentarse sustancialmente debido al alto valor del vehículo.

Estado general: El vehículo debe presentar un buen aspecto general. Debe tenerse en cuenta que las entidades crediticias que ofrecen estos servicios han de asegurarse de poder vender el automóvil entregado como garantía en caso de impagos. Por estado general, se entiende no sólo el chasis exterior, sino el coche en su totalidad incluyendo motor, sistema electrónico, suspensiones, ruedas, etc.

Documentación en regla: Toda la documentación del vehículo ha de estar en regla y vigente. Entre otros documentos, te pueden solicitar que entregues la ficha técnica del vehículo, un comprobante de la última ITV que ha pasado, los impuestos de circulación pagados y al día, los recibos del seguro, etc. Entregar la ficha de revisiones actualizada también puede ser determinante a la hora de conseguir un crédito más elevado.

Prueba de propiedad exclusiva: Relacionado con el apartado anterior, es indispensable que seas el propietario único del vehículo. Así pues, no podrás aportar como garantía en un Préstamo de Título de Vehículos cualquier vehículo cuya propiedad se compartida con una –o más- personas. Asimismo, tampoco se suelen aceptar como garantía todos aquellos vehículos cuyo título de propiedad está a nombre de una empresa o persona legal, exceptuando aquellos casos en los que el solicitante pueda demostrar que es el gerente de dicha empresa y que –por tanto- es propietario de toda la flota.

Libre de cargas: Obviamente, para obtener tu préstamo, el automóvil debe estar pagado en su totalidad y libre de cargas, entendiendo que su propiedad no está sujeta a pagos periódicos u ocasionales de ningún tipo a excepción de los impuestos. Dicho de otra manera, no se acepta como garantía ningún automóvil cuya compra fuera efectuada a través de un crédito que todavía sigue activo. Obviamente, tampoco podrás acudir a una segunda o tercera entidad crediticia para obtener nuevos préstamos ofreciendo el mismo vehículo como garantía.

Sistema de seguridad: Este último parámetro no es excluyente, pero cada día es más valorado por las entidades que ofrecen Préstamos de Título de Auto que el vehículo incorpore el mayor número de elementos anti robo.  La diferencia entre incorporarlos o no puede ser determinante en dos factores; Por un lado, podrás utilizar un vehículo cuya antigüedad sea superior a la requerida y por otro, podrás conseguir un importe superior de crédito.

Detalles a tener en cuenta a la hora de tramitar un Préstamo de Título de Vehículos

De la misma manera que antes de solicitar un préstamo personal o hipotecario en un banco, debes realizar una comparativa entre las condiciones que te ofrezcan las diferentes entidades crediticias con las que puedes obtener crédito a cambio de tu automóvil.

Los tres puntos clave a los que debes prestar la máxima atención son los siguientes:

La tasa de interés: Este tipo de préstamo está dirigido a personas que, debido a sus antecedentes crediticios, no tienen acceso a los préstamos personales que ofrecen las entidades bancarias. Como consecuencia, las tasas de interés son sustancialmente más altas. Compara las diferentes tasas que te ofrecen, pero no te sorprendas si éstas rondan el veinte por ciento.

Tasación de tu vehículo: En función de la marca, modelo, antigüedad, estado de conservación y de los extras de los que disponga tu vehículo, la entidad crediticia realizará una tasación del mismo aplicando los valores medios del mercado de segunda mano y fijarán el importe máximo que pueden prestarte.

Plazos: Al contrario de lo que ocurre con los bancos, las entidades y empresas que ofrecen Préstamos de Título de Vehículos no suelen ofrecer una duración del préstamo demasiado extensa. De hecho, los plazos son muy breves y suelen oscilar entre el mes y los seis meses de duración, a razón de un pago (en función de la tasa de interés y del importe prestado) por mes o bien realizando un único pago al finalizar el plazo. Recuerda que en caso de no poder pagar el importe total del préstamo más los intereses, la entidad se quedará con la propiedad de tu vehículo.

 

© TFC Title Loans
All Rights Reserved

Follow Us

Lenders Law Licence Number by DBO 6038192