10 Feb 2017   /   0 comments

Préstamos de titularidad de automóvil, una solución en tiempos difíciles

Paul

Préstamos de titularidad de automóvil son una solución perfecta en tiempos difíciles. La situación de crisis por la que atraviesa toda Europa no nos afecta a todos en la misma medida. En ocasiones, los más afectados nos sentimos tan estresados y con tan pocos recursos que no nos queda más remedio que levantar la mano para pedir ayuda. Si mantenemos una buena relación –y si su situación económica se lo puede permitir- siempre tenemos la opción de acudir a amigos, compañeros de trabajo o familiares para que nos presten dinero en metálico para hacer frente a cualquier imprevisto. La necesidad de dinero extra nunca se sabe de dónde puede llegar, puede ser para pagar facturas pendientes, el alquiler, el colegio de los niños, etc.

Pero, además de recurrir a los más cercanos, tenemos otras opciones para conseguir liquidez inmediata sin incurrir en intereses demasiado altos. ¿Para qué molestar y preocupar a tus amigos y familiares cuando la solución está a tu alcance? Los préstamos de título de automóvil pueden ser la solución definitiva a tus problemas en los momentos más difíciles. Es tan sencillo como rellenar un formulario por Internet y obtener el dinero que necesitas en tan sólo unas pocas horas.

Investiga, compara y obtén tu préstamo de título de automóvil

Existe un gran número de entidades financieras que están dispuestas a ofrecerte el dinero que necesitas para afrontar tus dificultades económicas. El problema son las tasas de interés tan elevadas que suelen ir asociadas a los préstamos personales. Además, si tu situación crediticia es negativa o, incluso, si eres insolvente, el problema se agrava aún más. Una mala elección de préstamo puede llevarte a ser incapaz de hacer frente a las cuotas mensuales y a no poder afrontar los pagos más los intereses. Con los préstamos de título de automóvil puedes obtener dinero rápido con tan sólo ofrecer tu coche o moto como garantía de devolución. Así de sencillo.

Las entidades que gestionan dichos préstamos o créditos aceptan como clientes a cualquier persona, independientemente de su situación financiera o del historial crediticio que hayan acumulado a lo largo de los años. La única condición que ponen es que el solicitante debe ser propietario –único- de un vehículo, y que ofrezca su titularidad como garantía de devolución del dinero del préstamo.

El solicitante suele recibir el dinero en un plazo muy reducido que varía entre varias horas y unos pocos días desde el momento en que tramita su préstamo, y es un proceso más rápido y sencillo que la solicitud de un crédito en una entidad bancaria.

Para obtener la aprobación de un préstamo de titularidad de automóvil no es necesario tener un historial crediticio limpio. De hecho, puedes ser moroso y estar declarado en bancarrota y – aun así- ser capaz de solicitarlo y obtener el dinero que necesitas. Evidentemente, habrá factores como el importe máximo solicitado y el plazo de devolución que variarán en función de tu situación financiera, pero en principio se trata de un tipo especial de préstamo dirigido a aquellas personas que no pueden obtener dinero por otra vía.

Es una solución ideal para todos aquellos propietarios de un automóvil (coche, motocicleta, furgoneta, autocaravana, camión) que necesitan dinero en efectivo de manera inmediata y que, además, estén dispuestos a devolverlo en un plazo muy corto de tiempo. Entre otras muchas funciones, puede ser una solución para devolver diferentes préstamos que arrastras desde hace tiempo y unificar todas tus deudas en un solo préstamo.

Las historias personales de nuestros clientes son muy diferentes, como así lo son sus necesidades y las soluciones que les proponemos. Hace tan sólo unos días, recibimos una solicitud de una mujer que atravesaba un momento –cuanto menos- complicado y que necesitaba ofrecer su coche a cambio de un préstamo de un importe reducido.

María –ese era su nombre- tenía un conocido que había sido cliente nuestro y acudió en busca de ayuda. Su caso era preocupante, pero nada de lo que ninguno de nosotros esté a salvo. Unos meses atrás sufrió un accidente de coche mientras iba a trabajar y tuvo que someterse a recuperación durante 180 días. María es autónoma, por lo que dejó de recibir su nómina a final de mes y no obtuvo compensación alguna ya que no había suscrito ningún tipo de seguro de accidentes. Madre soltera de dos hijos, los pocos ahorros que tenía los tuvo que destinar a la reparación de su coche, a su tratamiento médico y a pagar el alquiler y los gastos.

Para hacer frente a los gastos acumulados y las facturas impagadas de esos tres meses, solicitó por internet un crédito de título de automóvil. En tan sólo unos minutos, había cumplido con las formalidades de la solicitud y, en unas pocas horas su crédito estaba aprobado. En cuestión de 48 horas, María recibió el dinero que necesitaba para afrontar con dignidad los siguientes tres meses.

How Much Cash Can i Get?

© TFC Title Loans
All Rights Reserved

Follow Us

Lenders Law Licence Number by DBO 6038192