Chat with us, powered by LiveChat
08 Apr 2019   /   0 comments

Préstamos por tu vehículo

Paul

Los préstamos en los que el beneficiario utiliza su vehículo (habitualmente un automóvil o motocicleta) como garantía se están haciendo cada vez más populares y son una de las maneras más rápidas y efectivas para conseguir liquidez. Sin embargo, como cualquier otro tipo de préstamo, tienen sus riesgos. En este artículo analizamos con detalle las ventajas y las desventajas de los préstamos por tu vehículo.

Ventajas de utilizar tu vehículo para conseguir un préstamo

Inmediatez y sencillez

Una de las mayores ventajas sobre los préstamos de título vehículos es que el proceso de solicitud, trámite y entrega del dinero es extraordinariamente rápido comparado con el de obtención de un préstamo personal en un banco.

En general, el proceso completo no suele durar más allá de 24 o 48 horas. La explicación es bien sencilla. Al contrario de lo que ocurre con otro tipo de préstamos, en los de este tipo el valor de mercado de la garantía que se ofrece (tu coche o moto) siempre iguala –o supera- el importe del préstamo.

Para tramitar tu préstamo tan solo vas a necesitar tu información personal (nombre, domicilio, documento de identidad) y la documentación en regla de tu vehículo (título de propiedad, impuestos de circulación, ITV, seguro, etc.).

Acceso universal

Cualquier persona, siempre y cuando posea un vehículo de su propiedad, puede acceder a este tipo de préstamos. Las entidades que los ofrecen no solicitan antecedentes crediticios de ningún tipo, sino que basan toda la operación en el valor del vehículo escriturado como garantía.

Así pues, cualquier persona con un historial crediticio negativo y que no tiene acceso a los préstamos bancarios por –por ejemplo- figurar en la lista compartida de morosidad, puede acceder a un préstamo tramitado y otorgado por cualquier entidad financiera que acepte su vehículo a cambio.

Se trata de un préstamo seguro para ambas partes, ya que el préstamo se otorga con la confianza de que será devuelto junto a los intereses si el beneficiario desea recuperar su vehículo. En caso contrario, la entidad financiera se lo queda y puede venderlo para compensar los impagos.

Los préstamos de título de vehículos son ideales para personas que atraviesan un momento crítico en su economía. Si el banco no te concede los diez mil euros que necesitas para pagar tus deudas, siempre puedes utilizar tu automóvil como garantía para conseguir uno de estos préstamos.

Sin repercusiones

Otra de las grandes ventajas de este tipo de préstamos personales consiste en que –a pesar de que tu automóvil opera como la única garantía sobre la devolución del dinero- vas a poder seguir disfrutando con normalidad de su uso.

Imagina que para saldar una deuda te vieras obligado a vender tu coche. El problema es que, una vez saldada la deuda te has quedado de nuevo sin dinero y sin medio de transporte. Con un préstamo de título de vehículos, recibes el dinero, pagas tu deuda y –mientras pagues los plazos mensuales más los intereses- sigues disfrutando de tu coche.

Desventajas de los préstamos de título de vehículo

Plazo de devolución

Este tipo de préstamos suelen tener unos plazos de devolución mucho más limitados que los préstamos personales que ofrecen los bancos. Generalmente entre uno y seis –como máximo- meses.

A pesar de esta limitación, son ideales para aquellas situaciones en las que has de hacer frente a una deuda de manera inmediata, pero no vas a contar con la liquidez necesaria hasta dentro de unas semanas. En este caso, un préstamo de título de vehículo puede actuar como puente entre tus necesidades.

Tipos de interés

Todo tiene su precio. Si bien el acceso a estos préstamos no se limita en casos de historial crediticio negativo, el precio que se ha de pagar viene en forma de una tasa de interés por encima de los valores del mercado.

Además, la tasa de interés suele ser incremental, aumentando en función del número de meses en los que se aplazan los pagos. Por ello, la mejor fórmula para saldarlo será devolver el importe total del préstamo –junto a los intereses acumulados- lo antes posible y en un único pago.

Importe máximo

Si no puedes vender tu coche por más de diez mil euros ¿Crees que lo aceptarán como garantía en un préstamo de veinte mil euros? No. Definitivamente, no. En este tipo de operaciones se busca un equilibrio de seguridad entre el prestamista y el beneficiario. La única garantía con la que cuenta la entidad financiera de que devuelvas el importe que te han prestado, es asegurarse de que el valor de tu automóvil iguala –o supera- el valor del importe total del préstamo más los intereses.

Pérdida de la garantía

Recuerda que tu coche o moto es la única garantía que consta en el contrato de préstamo. Por contrato, estarás obligado a devolver en el plazo acordado una serie de pagos hasta cubrir con el importe total del préstamo.

En caso de que no pudieras hacer frente a tus pagos, la entidad que te ha concedido el préstamo tiene derecho a hacerse con el título de propiedad de tu vehículo.

How Much Cash Can i Get?

© TFC Title Loans
All Rights Reserved

Follow Us

Lenders Law Licence Number by DBO 6038192