15 Feb 2017   /   0 comments

Sácale el máximo partido a tu coche en un préstamo

Paul

Sácale el máximo partido a tu coche en un préstamo con un préstamo de título de automóvil. Mantener el valor de tu vehículo al máximo es importante por varios motivos. Ya sea porque quieres venderlo, cambiarlo o utilizarlo como garantía para obtener un préstamo, debes tener en cuenta los factores que van a determinar su valor de mercado y, en consecuencia, el importe que vas a recibir a cambio de él.

Los factores principales a tener en cuenta a la hora en que un experto vaya a tasar tu coche son la antigüedad en años del vehículo, la condición y estado de conservación general, y el kilometraje con el que cuenta. Mientras que algunos de estos factores son inalterables, hay otros muchos en los que sí que puedes realizar algunas acciones para elevar el valor de tu vehículo.

Recuerda que en los préstamos de titularidad de vehículos, la entidad financiera estará aceptando tu vehículo como garantía para ofrecerte el préstamo y que el importe máximo que te concederá siempre estará ligeramente por debajo de su valor en el mercado. Así pues, si tu coche tiene un valor de –pongamos por ejemplo- 10.000 €, lo más habitual sería que te llegaran a ofrecer un préstamo de un importe máximo de entre 6.000 € y 7.000 €.

Ahora que conoces los motivos por los cuales es importante conservar en el mejor estado tu automóvil, vamos a ver unos simples trucos que te ayudarán a que su valoración aumente a la hora de solicitar tu préstamo:

Que no duerma en la calle. Mantenlo siempre bajo techo

Este consejo es aplicable tanto para coches como para motos. Cuanto menor sea la exposición al exterior, mejor se conservará. Intenta que cuando no lo estés utilizando, esté siempre guardado en un garaje o en un local cubierto.

La luz solar deteriora tanto el color como la pintura exterior de tu automóvil. El granizo puede abollar la carrocería y al tener tu coche en el exterior queda expuesto a actos vandálicos o accidentes que pueden hacer que baje de valor.

Somételo a revisiones periódicas

Cambiar el aceite de tu coche de manera regular puede prevenir problemas de motor en el futuro. Asimismo, las revisiones de los niveles de líquidos, cambios de pastillas de frenos, sustitución de los neumáticos gastados y todos los elementos habituales del mantenimiento de tu coche deben realizarse de manera periódica y antes de que aparezca un problema mayor.

Es una buena idea que las revisiones las realicen en un taller autorizado por la marca y que rellenen y sellen la libreta de oficial de mantenimiento. Esto siempre hace subir de valor tu automóvil. Si no tienes acceso a un taller oficial de tu marca, intenta acudir siempre al mismo taller o garaje mecánico y haz que te entreguen tanto la factura sellada como un informe del estado general.

¿Fumador? Evita humos al volante

Y no solo por tu salud… El humo de los cigarrillos se impregna en los interiores y la tapicería de tu vehículo y es muy desagradable y difícil de eliminar. Un vehículo con olor a tabaco da una apariencia de coche viejo y, en consecuencia, su valor disminuye a la vista de un posible comprador.

Además, evitarás tanto el ensuciar el cenicero y mantenerlo como nuevo y también eliminarás el riesgo de quemar o agujerear alguno de los asientos o las alfombrillas del suelo con una colilla encendida.

Lava, enjabona y pule con cera la carrocería

Los elementos externos afectan a la pintura de la carrocería con el paso de los años. Si vives en una gran ciudad, la polución y los gases de otros automóviles se introducirán en los diminutos poros de la pintura, haciéndole perder el brillo y color originales. Vivir en una zona rural expone tu carrocería a manchas de resina si aparcas tu coche a la sombra de un árbol.

Lavar tu coche varias veces al año utilizando agua limpia, jabón y cera de pulir protege a pintura de la carrocería y la mantiene como nueva. El estado exterior de tu automóvil y –sobretodo- el estado de la pintura es uno de los puntos cruciales a la hora de su valoración.

Mantén los elementos originales de tu coche

Si has comprado un coche nuevo, pero crees que es posible que lo vayas a utilizar en el futuro como garantía para solicitar un préstamo, es una buena idea que sustituyas las alfombrillas originales, para ponerlas de nuevo cuando vayan a revisar tu vehículo. Puedes conservar la tapicería o la piel de los asientos como el primer día si utilizas una funda adecuada para conservarlos.

Mantén toda tu atención al aparcar

Si bien aparcar resulta una maniobra muy sencilla, es el momento en que estás más expuesto a las rayadas en tu carrocería y en la rotura de los pilotos intermitentes y las luces. Extrema tus precauciones aparcando.

El cuentakilómetros, una de las claves

Poco puedes hacer para disimular el kilometraje real de tu automóvil. Sin embargo, es un factor clave para la valoración de tu coche, así que es importante que reconsideres tus hábitos de uso y que los modifiques. Si vives cerca de tu trabajo, plantéate ir a pie a la oficina o bien tomar el autobús.

© TFC Title Loans
All Rights Reserved

Follow Us

Lenders Law Licence Number by DBO 6038192